Altea - Sucesos
Investigan a un subdirector de La Caixa en Altea por presuntos comportamientos ilícitos con dos de sus clientes
Por Pepe Martín el dia 01-12-2017 a las 15:48
El denunciado ( al fondo) en uno de los encuentros en restaurantes de la zona con el denunciante A.P. ( derecha). Foto: Noticias Today
El denunciado ( al fondo) en uno de los encuentros en restaurantes de la zona con el denunciante A.P. ( derecha). Foto: Noticias Today
En la jornada de ayer jueves 30 de noviembre de 2017 tuvo lugar la declaración de un ex subdirector de una oficina de La Caixa (Caixabank) en Altea ante el Juzgado de Instrucción Número dos de Benidorm, en las diligencias previas 1008/2017.


Al ex directivo de la importante entidad bancaria española, M.D.P, se le investiga por unos hechos sucedidos a principios del pasado verano, cuando A.P, de nacionalidad rumana pero muy vinculado con nuestra tierra por fines benéficos (ONG), solicitó la apertura de una cuenta en la entidad financiera con tal de poder acceder a una línea de crédito para sus actividades en España. El investigado y ex subdirector de Caixabank le pidió que ingresase 900 euros en una cuenta, e hizo entrega de dos tarjetas de crédito a los denunciantes, A.P y su pareja E.C. por importe de 3.000€ y 5.000€ respectivamente, que nunca llegaron a utilizar por su parte.

Con el paso de los días, los denunciantes se encontraron con que habían supuestamente "desparecido" la cantidad de 500 euros de la cuenta bancaria aperturada, justificando el ex directivo de Caixabank el hecho basándose en "la contratación de una póliza de seguros", que ni mostró a los interesados ni había sido contratada bajo su consentimiento. No obstante, ambas partes tuvieron distintos encuentros en restaurantes donde "negociaron" la línea de crédito. Para ello, el ex subdirector ahora investigado solicitó a la pareja rumana que le regalasen un teléfono móvil de alta gama. 

Según el relato de los hechos, el ex directivo, no conforme con sus peticiones de regalos vinculados a la firma de una línea de crédito, solicitó presuntamente al matrimonio otros 500 euros en metálico, unas gafas de marca prestigiosa, y calzado de calidad. El matrimonio rechazó tal extorsión, y las relaciones se enrarecieron una vez A.P. se negó a seguir haciendo realidad los "caprichos" del directivo, según la parte  denunciante.

Aún así, según consta en las denuncias, el ex subdirector de La Caixa en Altea pidió una tarde al denunciante A.P. que acudiera a l´Alfàs del Pi a recogerle con su vehículo al encontrarse el bancario en estado de presunta embriaguez por ingesta de alcohol y otros productos no determinados en la denuncia. El olvido de un ordenador por parte del ex directivo en el coche del denunciante provocó otro enfrentamiento donde tuvo que intervenir la Policía Nacional y una testigo el 31 de agosto pasado, cuando el ahora investigado presuntamente simuló que le habían robado el portátil con importante información confidencial en su interior de clientes de Caixabank. A.P. quiso devolver el portátil, pero a través de testigos y policía para evitar posteriores conflictos.

La "guinda" del pastel en esta causa fue cuando el ex directivo bloqueó las tarjetas emitidas por La Caixa, y para desbloquearlas, a través del teléfono, pidió a la pareja del denunciante, la Señora E.C, "mantener relaciones sexuales" según declaró ella misma, algo que ayer negó en su declaración ante el juez el investigado.

Los delitos por el que está siendo investigado M.D.P. son presunta extorsión, falsedad documental, coacciones, y apropiación indebida. Ayer, en la declaración del ex directivo de Caixabank, negó en su mayor parte las acusaciones que se le imputan, mostrándose muy nervioso y llegando a negarse a declarar cuando estaba siendo interrogado por el letrado del Señor A. P. Según testigos presenciales, el ex directivo salió muy afectado del edifico de los Juzgados de Benidorm.

 Tras la denuncia presentada por A.P., La Caixa le apartó de su rango dentro de la empresa hasta que dictamine la Justicia, encontrándose en estos momentos "de baja por estado depresivo"

El próximo día 18 de diciembre están citados a declarar la pareja denunciante y su testigo. Veremos cómo termina el asunto, pero ni el mejor guionista de Hollywood hubiese podido maquinar una trama de intriga como la que se vive en el Juzgado número Dos de Benidorm.

Imagen del documento del Juzgado sobre las diligencias aperturadas