Diputación - Politica
La Diputación de Alicante enviará a la localidad toledana de Cebolla más de 300 libros del Instituto Juan Gil-Albert
Por Pepe Martín el dia 13-09-2018 a las 20:49
Alicante ha vuelto a demostrar su solidaridad, en este caso de índole cultural. Foto: Diputación de Alicante
Alicante ha vuelto a demostrar su solidaridad, en este caso de índole cultural. Foto: Diputación de Alicante
La biblioteca municipal perdió el 80 por ciento de sus publicaciones tras las recientes inundaciones

La Diputación de Alicante ha respondido al llamamiento realizado desde Cebolla, población toledana que ha perdido diez mil volúmenes de su biblioteca municipal a causa de las inundaciones sufridas en la zona, con el envío de más de trescientos títulos procedentes del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert y otros fondos de la institución.

Como muestra de solidaridad y ayuda en la reposición de libros, la Diputación realizará en los próximos días un envío cuyo contingente principal procede del catálogo editorial del IAC con obras de narrativa, teatro, poesía, ensayo, libros infantiles, ediciones críticas de obras clásicas, biografías, historia, periodismo y otras temáticas, así como ejemplares de la revista Canelobre y catálogos de arte.

La iniciativa surgió hace unos días cuando, tras conocerse la noticia de los daños causados por las inundaciones, el director cultural del Gil-Albert, José Ferrándiz, se puso en contacto con María José Olivares, la responsable de la biblioteca de Cebolla, que ha visto destruido el 80 por ciento de sus fondos, manifestándole el deseo de contribuir a la reposición de los mismos con obras editadas por la institución alicantina.

Ferrándiz Lozano ha explicado que “una biblioteca pública es un depósito de sabiduría al servicio de la ciudadanía y por eso hemos querido contribuir con esta acción, que sirve, además, para establecer un puente de conexión cultural que permita conocer desde la provincia de Toledo a nuestros creadores literarios y artísticos, entrar más a fondo en nuestro patrimonio histórico, sin olvidar que el catálogo de publicaciones del Gil-Albert se extiende también a muchos aspectos de ámbito nacional e internacional”.