Generalitat - Sucesos
El bosque calcinado a lo largo del año 2018 en la Comunidad Valenciana vierte cifras esperanzadoras
Por Antonio Zarco el dia 15-11-2018 a las 0:30
Imagen de archivo del pavoroso incendio que asoló parajes de Callosa, Bolulla y Tárbena en el verano de 2016. Foto: Archivo
Imagen de archivo del pavoroso incendio que asoló parajes de Callosa, Bolulla y Tárbena en el verano de 2016. Foto: Archivo
El secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Fran Quesada, ha valorado el balance de los incendios forestales acumulados en lo que va de año en la Comunitat Valenciana durante la Jornada Técnica post-incendios forestales en la que, al final de cada campaña, se analizan, por parte de todos los colectivos implicados (agentes medioambientales, bomberos, brigadas forestales, policía autonómica, guardia civil, UME y AEMET, entre otros) los resultados de los informes que elabora la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales. 

Durante el desarrollo de la jornada se han dado a conocer los datos que reflejan que, en lo que va de año, se han producido un total de 365 incendios forestales, de los que 92 se generaron en la provincia de Alicante, con una superficie forestal quemada de 113 hectáreas; 91 en la provincia de Castellón, con una superficie de 337 hectáreas de monte incendiado, y 182 en la de Valencia, con un total de 3.230 hectáreas afectadas, "unas cifras que en comparación con campañas anteriores se sitúan por debajo de la media del último decenio", ha señalado el secretario autonómico de Medio Ambiente. 

Fran Quesada ha recalcado que "a pesar del otoño tan benigno que estamos teniendo gracias a las lluvias, no podemos bajar la guardia en ningún momento. Nuestro compromiso común por mantener nuestros bosques a salvo de la amenaza de los incendios nos tiene que mantener siempre alerta". 

Asimismo, el secretario autonómico ha aprovechado la oportunidad para poner en valor el trabajo que día a día desarrollan todos los profesionales en la lucha contra el fuego en nuestra Comunitat y ha destacado el esfuerzo de coordinación de todos los efectivos. 

En este sentido, ha felicitado por su "gran trabajo" a los consorcios provinciales de bomberos, a la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, al Seprona de la Guardia Civil, a la Unidad de Militar de Emergencias (UME), a AEMET, Divalterra y a los Agentes Medioambientales y Técnicos Forestales de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, "porque que cada uno, en el marco de sus competencias, ha aportado su experiencia y su esfuerzo en la protección de nuestro territorio y sus gentes frente a los incendios forestales". 

En concreto, en esta jornada se ha hecho una valoración del único gran incendio que ha tenido lugar en lo que va de año, el de Llutxent, y se han analizado factores como la metereología, vegetación y orografía, así como el grado de severidad y los impactos en la interfaz urbano-forestal. 

Este incendio tuvo lugar en el mes de agosto, uno de los más calurosos y en el que se batió el récord de incendios producidos por rayo, que supusieron el 60% de los fuegos. En este foro, también se han presentado los resultados de los análisis realizados con el programa WILDFIRE de simulación de grandes incendios. 

Campaña 'Stop al foc' 

Por su parte, la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez, ha mostrado también los resultados obtenidos con la campaña de comunicación y sensibilización 'Stop al foc' que ha contado con un amplio plan de medios que "consideramos ha tenido una amplia repercusión y un claro reflejo en el comportamiento y la colaboración de la ciudadanía a la hora de evitar conductas de riesgo". 

Los datos ofrecidos demuestran que en materia de vigilancia disuasoria, se han llevado a cabo más de 9.000 actuaciones informativas y correctivas en la campaña de verano y más de 3.000 actuaciones realizadas desde los observatorios en detección de humos y rayos. Asimismo, han colaborado en la vigilancia 79 equipos de voluntariado gracias a la orden de subvenciones de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, que este año ha contado con un presupuesto de 450.000 euros.