Generalitat - Politica
La Generalitat Valenciana elimina las tasas al despliegue de fibra óptica en las carreteras
Por Antonio Zarco el dia 03-01-2019 a las 0:16
El gobierno regional anda eliminando tasas de algo que ni entendemos ni comprendemos los ciudadanos. Foto: Antonio Zarco
El gobierno regional anda eliminando tasas de algo que ni entendemos ni comprendemos los ciudadanos. Foto: Antonio Zarco
Entre las noticias que dimanan del gobierno valenciano, no encontramos estos días nada que vincule la gestión política con los pueblos de la Marina Baixa. Sin embargo, encontramos informaciones como la siguiente, "muy interesante" para quienes sufrimos y padecemos la desastrosa gestión de Ximo Puig y su gobierno en una comarca nunca antes tan abandonada por el ejecutivo autonómico. La noticia dice así:

La Generalitat ha aprobado la modificación de la Ley de Tasas de la Generalitat para eliminar las tasas al despliegue de fibra óptica en las carreteras, lo que facilitará la extensión de la cobertura de banda ancha a las zonas rurales poco pobladas y polígonos industriales. 

La medida se incluye en la Ley 27/2018, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat publicada la pasada semana en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana. 

El despliegue de redes de comunicaciones electrónicas de alta velocidad depende, en gran medida, de la autorización para la realización de obras e instalaciones en zonas de dominio público de las carreteras de ámbito autonómico. 

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha reconocido que "la Generalitat estaba imponiendo unas tasas muy altas que ejercían un efecto disuasorio sobre los operadores de telecomunicaciones y paralizaban el despliegue de redes de banda ancha". 

Según el conseller, "la modificación de la Ley de Tasas resultaba imprescindible para hacer viables estas inversiones, reduciendo los elevados costes del despliegue de redes, que hacían que los operadores no atendieran adecuadamente las necesidades de las diversas poblaciones del interior rural de la Comunitat". 

La Ley 20/2017, de 28 de diciembre, de la Generalitat, imponía tasas a la instalación de conducciones destinadas a telecomunicaciones (43 euros por metro lineal), lo que superaba en un 75% la media de todas las Comunidades Autónomas. 

Con este cambio, la Comunitat ofrecerá unas condiciones para la inversión de los operadores de telecomunicaciones similar al resto del Estado, eliminando así el agravio comparativo frente a otras regiones y favoreciendo el despliegue de redes de banda ancha de alta velocidad en el territorio. 

Soler ha destacado que, con esta iniciativa, "la Comunitat se convierte en una de las dos únicas comunidades autónomas, junto al País Vasco, que cuenta con exención total de tasas al despliegue de redes de banda ancha en las zonas de dominio público de las carreteras". 

Fomentar la inversión de los operadores 

Se estima que, de los elevados costes que conlleva el despliegue de redes de fibra óptica en el ámbito rural, más del 75% son derivados de la obra civil para la construcción de infraestructuras de soporte o pasivas (conductos, cámaras subterráneas, bocas de inspección, distribuidores, postes, mástiles, instalaciones de antenas, torres y otras construcciones de soporte). 

Además, como principales barreras al despliegue de estas redes, la Directiva europea 2014/61/UE destaca los procedimientos administrativos de autorización, la ineficiencia en la utilización de infraestructuras existentes y los obstáculos a la realización de nuevas obras civiles. 

"La tasas que estamos eliminando - ha explicado el conseller de Hacienda y Modelo Económico- generaban una gran contradicción, que fuese la propia Administración la que mantenía uno de los principales obstáculos a la extensión de la cobertura en toda la Comunitat". 

El conseller ha recordado que "la eliminación de estas tasas había sido muy demandada por el sector de las telecomunicaciones, ya que la realidad del despliegue de fibra en las áreas rurales de la Comunitat dista mucho de los objetivos marcados por la Unión Europea para 2020".