Alfaz del Pi - Editorial
El PP busca un muerto para su entierro en l´Alfàs del Pi
Por Pepe Martín el dia 10-01-2019 a las 10:21
Imagen de archivo del PP alfasino cuando al menos tenía afiliados y fuerza en la calle. Foto: Pepe Martín
Imagen de archivo del PP alfasino cuando al menos tenía afiliados y fuerza en la calle. Foto: Pepe Martín
Estaba escuchando esta mañana una entrevista radiofónica al secretario general del PP, Teodoro García, quien aparte de mostrarse orgulloso por el pacto andaluz, ha dado algunos nombres de los candidatos del Partido Popular en algunas ciudades de nuestra tierra que encabezarán las candidaturas locales, e incluso ha vuelto a repetir que Isabel Bonig será quien opte a presidir por su formación la Generalitat Valenciana. Ha llegado a decir que antes del domingo se conocerán a todos los candidatos en nuestros pueblos y ciudades.

Ya dijimos aquí hace meses que, a nuestro juicio, los populares cometen un gran error queriendo  seguir con "carrozas tapizadas" en las listas de Benidorm y Villajoyosa, donde los ciudadanos demostraron en las urnas hace cuatro años que ni quieren a Toni Pérez ni a Jaime Lloret, el primero obteniendo los peores resultados del partido en la capital del turismo en toda su historia, y el vilero quedando en la oposición debido al severo descenso de confianza entre el electorado.

Pero lo sorprendente es que a estas alturas haya pueblos como l´Alfàs del Pi donde el Partido Popular siga sin dar a conocer su cabeza de lista. Y llama la atención porque hablamos del único pueblo de la Comunidad Valenciana con población superior a los 20.000 habitantes donde gobierna con mayoría absoluta el PSOE. Muy mal deben andar las cosas entre los pocos populares que queden en el PP alfasino para que su encefalograma sea plano a estas alturas de la carrera hacia la Alcaldía.

Les voy a confesar una cosa. Cuando ayer vi llorando a la pareja del "marajá" de Podemos, el Marqués de Villatinaja apellidado Iglesias y con nombre de Pablo, en un acto con mujeres en Madrid, me acordé de otro show, de la pachanga que recientemente vimos en la televisión comarcal de la Marina Baja, la única de las seis concesiones que hubo en 2005, donde en un simulacro de entrevista, estaban sentados en el plató los representantes de Podemos, de Ciudadanos y del PP de l´Alfàs del Pi. Se tuvieron que juntar los tres para intentar decir algo, pero ni aún así lo consiguieron. Penoso y humillante para la inteligencia de todos.

Ni uno solo de los 20.053 alfasinos empadronados hubiese pagado un "duro", cinco pesetas, eso que ahora son 0,03 céntimos al contemplar con estupor que no tienen ni idea de las necesidades del municipio, y por supuesto, el carácter de sus gentes. Si esta gente representan el futuro político del pueblo, apañados vamos

Aquí hemos dicho y analizado por qué en l´Alfàs del Pi no puede seguir al frente el actual alcalde socialista. Y ahora que sabemos que Vicente Arques va a ser el candidato a la Alcaldía por el PSOE, tampoco será primer edil si no renueva en un 90% la lista con la que se presentó en 2015. Ahora bien, entre maquinistas, fogoneros, caldereros y conductores, sin duda en estos momentos los alfasinos tienen bastante claro, salvo sorpresa, a quién quieren al frente de la locomotora de la localidad. Y los socialistas, a poco que se lo propongan, repetirán venciendo por décima vez en las once convocatorias de elecciones locales que hemos tenido desde aquel histórico 3 de abril de 1979 en que votamos por primera vez de forma democrática a los alcaldes de nuestros pueblos. 

Si el PP ha salido derrotado en l´Alfàs del Pi en diez de las once convocatorias electorales en cuarenta años, por algo será. Lo malo es que el partido, a estas alturas, ha perdido el 98% de sus afiliados en los últimos tiempos. De los 600 afiliados que tenía en mayo de 1991, ha pasado a tener 12 en la actualidad, y de ellos la tercera parte son de la familia de su presidenta, treta utilizada por el personaje para tener atado y bien atado el cadáver político en el que ha convertido al Partido Popular alfasino. 

Toda democracia necesita una buena oposición capaz de regenerar y cambiar el rumbo de los pueblos, pero en l´Alfàs eso no sucede. Y no sucede porque quienes optan al recambio, no van de frente, no hablan claro, no son transparentes. Y el pueblo, simplemente, no se fía

Y a todo ello, desde Alicante y Valencia andan como locos buscando un candidato para ser el muerto en el entierro del 26 de mayo próximo a eso de las diez de la noche. Nadie quiere ocupar ese puesto porque en l´Alfàs ni hay partido ni hay nada. Hay una cascarria de partido sin programa, sin ideas, sin iniciativas y sin conocer tan siquiera los barrios del pueblo quienes se sientan en el salón de plenos alfasino en representación de los hombres y mujeres de la localidad. Esa valoración, tras ver el programa de televisión el otro día, lo hacemos extensible a los representantes del PP, pero también a los de Podemos y Ciudadanos. No sirven ni "pa taco d´escopeta".

Faltan 136 días para que todos podamos emitir nuestro voto, y a la vista del panorama, ya podemos aventurar que en l´Alfàs el pescado está vendido a poco que Vicente Arques sepa completar una candidatura donde haga limpieza entre la casquería que le acompaña en la actualidad. Si no lo hace, podrá pasar cualquier cosa. Y eso, claro está, salvo que hayan candidaturas sorpresa que, de momento, parece que nadie se atreve a emprender. Como dicen los políticos, "un día en política es un mundo". La cosa promete. Aquí estaremos para contárselo a todos Ustedes.

Feliz jueves!!!!