Noticias de Benidorm

Marina Baixa - Reportajes
La Arracada se convierte en una adorable Vivienda Turística Rural en la colosal ciudad de Villena
Por Pepe Martín el dia 17-10-2016 a las 22:13
La casa es una verdadera joya de la arquitectura mediterránea más tradicional. Fotos: Antonio Zarco
La casa es una verdadera joya de la arquitectura mediterránea más tradicional. Fotos: Antonio Zarco
Quedó inaugurada el pasado mes de julio y ya se ha convertido en un nuevo tesoro en Villena en pleno Barrio de Las Cruces, junto al Raval y su imponente Castillo de la Atalaya. Por primera vez, la ciudad cuenta con una Vivienda Turística Rural ubicada sobre el Monte de San Cristóbal, al más puro estilo ibicenco, pero conservando todos los motivos que caracterizan a una de las casas que se construyeron hace siglos en la zona más querida por todos los villeneros y visitantes.

"La Arracada" es un verdadero tesoro de la arquitectura mediterránea más primitiva, es la casa que ha rehabilitado un matrimonio muy querido en Villena, Faustino César Alonso y su esposa Mari Carmen Muñoz. Ambos han dedicado todo su empeño en demostrar su amor por su pueblo y por ofrecer un nuevo establecimiento dada la escasez de oferta en la ciudad, donde apenas podemos encontrar un hostal centenario y otra casa familiar que hospeda a turistas y visitantes. Desde el pasado verano, Villena puede presumir de tener entre su oferta, una vivienda con capacidad para ocho personas, en una casa donde vamos a tener la impresión de ir ascendiendo por una calle, donde vamos encontrando habitáculos decorados con exquisitez y buen gusto.

Mari Carmen Muñoz, es quien gestiona este establecimiento, y  nos ofrece cuatro habitaciones amplias, equipadas dos de ellas con camas de matrimonio, y otras dos con camas separadas. Tres cuartos de baño completos ofrecen un servicio inmejorable, que junto a una cocina que recuerda los espacios amplios donde nuestras abuelas preparaban los guisos cada día, vamos a poder disfrutar de un coqueto comedor ubicado a diferente altura del salón, con mesa maciza de madera y suelos de época, de esos que ya no podemos contemplar en ninguna parte salvo en las grandes producciones cinematográficas.


Y emulando al cine, la casa ofrece en su parte más alta una calle que cuando la divisamos, podríamos creer que estamos en el casco viejo de Ibiza, ascendiendo por sus tortuosos escalones donde podemos contemplar la piedra del monte donde se asienta "La Arracada", nombre que viene a recordar una de las grandes piezas del tesoro encontrado en Villena del siglo VI antes de Cristo, uno de los mayores y de más valor hallados en el mundo.

La zona alta de la casa nos depara cuatro grandes sorpresas para los amantes de los lugares inéditos, del sosiego, del buen gusto, y de la felicidad que puede ofrecernos poder dormir en una de sus dos habitaciones, donde en una podemos ver de plano el imponente Castillo de Villena. Es impactante la belleza que se puede contemplar, donde la maravillosa ubicación de esta vivienda turística rural nos va a permitir ver los orificios de los proyectiles que hace casi mil años se produjeron  cuando tuvo lugar en estas latitudes la conocida "Batalla de Almansa", aquella que provocó que Villena se repoblara de aragoneses, y de ahí que muchas de sus gentes tienen la melodía maña a la hora de hablar.

Otra de sus estancias es otro dormitorio que nos ofrece una estufa de hierro forjado para poder dar un encanto especial en las frias noches de invierno. Como también lo ofrece un espacio chill out entre ambos dormitorios de la zona alta, donde una escalera nos invitará a ascender hasta la terraza superior, donde tendremos unas vistas extraordinarias que nos permitirán ver tierras murcianas, manchegas y valencianas, al ser Villena un lugar estratégico en la geografía alicantina. En su parte superior, una barbacoa nos invita a poder disfrutar de este punto donde entre el Castillo de la Atalaya y el Monte de la Partida de La Solana, nos sentiremos como los reyes que disfrutaron de estos parajes siglos atrás.

"La Arracada" es el lugar ideal para hospedarnos en cualquier día del año, y especialmente cuando se celebra la Feria Medieval en su entorno, el Ravalfest que emula al Oktoberfest de Calpe, o el Pasaje del Terror en las fechas de Halloween, cuando el barrio de Las Cruces se transforma con la visita de miles y miles de personas. 

Sabemos que desde la Concejalía de Turismo de Villena están encantados en la puesta en marcha de este proyecto de Faustino y Mari Carmen. Ellos también ofrecen a ustedes la posibilidad de poder tener media pensión o pensión completa acudiendo por un pasaje que desde los aledaños de la casa dan acceso al Bar-Jardín Las Cruces, donde Virtu y sus chicos ofrecen platos típicamente de Villena a precios para todos los bolsillos. No dejen de probar sus típicas tapas como son "las habicas", el osobuco, el salpicón de alubias, la pota a la plancha, su exquisita paella, o un salmorejo que no encontrarán en otro rincón de España, todo ello regado con deliciosos vinos de la tierra y con unas vistas extraordinarias.

Llegar hasta La Arracada es muy sencillo. Si ustedes vienen desde Alicante dirección Madrid, antes de llegar a los túneles de Villena, hay una salida a mano derecha que les conduce directamente al estacionamiento del Centro de Recepción de Visitantes, y la casa está a veinte metros. Si en cambio provienen de Madrid dirección Alicante, el acceso está en la salida una vez dejan atrás los túneles. Muy sencillo. Una vez lleguen, también podrán guardar sus vehiculos en garage cerrado y privado si así lo desean. Como ven, a Faustino y Mari Carmen no se les ha escapado detalle alguno para facilitar la estancia en su preciosa Vivienda Turística Rural "La Arracada", un tesoso que deben de visitar y disfrutar de su entorno y de la ciudad de Villena.

Los precios son asequibles a todos los bolsillos, y Mari Carmen les informará de todo ello a través del teléfono 600 34 50 14. Vean el amplio reportaje fotográfico de nuestro compañero Antonio Zarco.