Noticias de Benidorm

Benidorm - Reportajes
Los mendigos de Benidorm recuerdan a la casta gobernante dónde está la herencia que dejaron para ellos los Cortés Roig
Por Pepe Martín el dia 13-01-2019 a las 18:46
Imagen del anuncio de la primera subasta de la donación millonaria de los Cortés Roig al pueblo de Benidorm. Foto: Archivo Noticias Today
Imagen del anuncio de la primera subasta de la donación millonaria de los Cortés Roig al pueblo de Benidorm. Foto: Archivo Noticias Today
Estamos atravesando unos días donde hemos tenido algún que otro episodio de frío, poco habitual en esta tierra, como fue el pasado viernes, cuando el termómetro llegó a marcar un grado y medio en el observatorio que la Agencia Estatal de Meteorología tiene instalado en la Partida del Salto del Agua en Benidorm. Parece que este tiempo, típico en un mes de enero, se va a prolongar por unos cuantos días, e incluso parece que las previsiones apuntan a la llegada de lluvias a partir del 20 de enero, fechas en las que además solemos ver las nieves en las cimas del Puig Campana y Bernia.

Esa llegada del fresquito acentuado ha traído consigo otros episodios de hipocresía supina de manos de nuestros políticos. Hemos sido bombardeados en las redes sociales invitándonos a "perseguir" a los mendigos y a los "sin techo" para invitarles a pasar dos días "refugiados" en pabellones municipales, en un alarde de solidaridad sin precedentes. No cabe más hormigón armado en la cara de algunos gestores de nuestros ayuntamientos porque es, sencillamente, imposible. Y el de Benidorm se lleva la palma con creces.

Esta pandilla de golfos que mal gobiernan nuestros pueblos se creen que los mendigos o sin techo son como las cigarras que aparecen en verano cuando hace calor, en este caso, cuando hace frío. Es insufrible ver que para los políticos estas personas sólo existen para intentar aprovecharse de ellas ante episodios como los meteorológicos, con tal de ser portada en los medios y hacer un derroche de bondad que ni la han tenido ni la tendrán. 

En Benidorm, como es bien sabido por todos Ustedes, hubo una familia que a finales de los años 20 del siglo pasado dejó en herencia una verdadera fortuna al pueblo, con tal de que sus bienes se convirtiesen, entre otras cosas, en un asilo para las personas pobres, un albergue para los transeúntes y mendigos, y un colegio para familias sin recursos, amén de otras bondades. Todo aquello derivó en la Fundación Cortés Roig, de la que poco a poco se han ido dilapidando a través de ventas sus millonarias propiedades, pero ni el asilo, ni el albergue ni el colegio los hemos visto construir en el pueblo, ahora ciudad turística cosmopolita donde pululan corruptos que estos días se disfrazan de Madre Teresa de Calcuta. ¡¡¡Válgame Dios!!!

Aquella inmensa fortuna donada al pueblo de Benidorm por los Cortés Roig quedó en manos de una Fundación regida por el alcalde de la ciudad, el comisario, el cura párroco de la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, el maestro más viejo de la ciudad, el comandante de la demarcación marítima del municipio, el notario decano de Benidorm, y algún que otro cargo relevante del pueblo, en definitiva, lo que antaño se conocían como "fuerzas vivas".

De los últimos cuatro alcaldes nada se ha sabido sobre el estado de cuentas de la Fundación Cortés Roig porque no han dicho ni palabrita pese a habérselo requerido por escrito. De la oposición política nada se ha sabido porque ni el PP ha pedido cuentas cuando estaba el PSOE gobernando, ni el PSOE pide ahora cuentas cuando gobierna el PP, algo propio de una ciudad sumida en la inmoralidad. Tampoco ellos han respondido a los escritos pasados por el registro municipal solicitando una información que nos corresponde a todos y que ocultan porque algo, evidentemente, tienen para ocultar. 

Es de justicia destacar el remarcable trabajo de José Antonio Corachán, persona que ha luchado y lucha por saber la verdad de las tropelías que se han realizado en esta Fundación por parte de todos los responsables de su custodia y su gestión en los últimos noventa años

Hoy Noticias Today les muestra un documento que fue publicado en abril de 1963 por el Boletín Oficial, tipo revista, que editaba y repartía el Ayuntamiento de Benidorm donde se iniciaba por aquel entonces el parto y reparto de lo que, siendo del pueblo, fue a parar a manos privadas sin conocerse el destino de los fondos recaudados por la venta de las tierras donadas a todos con fines sociales y benéficos.

Resulta lacerante ver que ya entonces, en 1963, se subastaron 333.078 metros cuadrados de la herencia de los Cortés Roig por importe de 4.517.485 pesetas, una fortuna si tenemos en cuenta que en aquel año, comprar un chalet en Benidorm no sobrepasaba las cien mil pesetas, y un piso rondaba los diez mil duros. Calculen lo que, solamente esta operación, hubiera supuesto en millones de euros a día de hoy.

Aquello se vendió y tras aquellas ventas llegaron otras, tanto dentro de Benidorm como en otras localidades de la comarca. Nadie evitó el mal mayor, pero lo peor es que nadie exigió que con aquel dinero se dotase a la ciudad de sus fines, como era, entre otros, un albergue para pobres, mendigos, transeúntes y sin techo. El mismo que ahora hubiese evitado tanta propaganda de políticos incapaces de hacer una buena en la vida. Políticos que nunca se darán cuenta que la solidaridad y la caridad no consiste en dar lo que a uno le sobra, sino compartir lo que uno tiene. Y menos pregonando todo a los cuatro vientos, como si esa acción fuera necesaria. ¡¡¡Qué ruindad!!!

En fin amigos, hoy hemos querido recordar que mientras nos han vendido solidaridad, lo que hay detrás de todo esto es latrocinio, pésima gestión y muchos pecados, muchísimos. Lo decimos por aquello de la congregación cristiana que hay detrás de esta malversación de fondos públicos donados al pueblo de Benidorm, y que le ha costado a nuestro querido José Antonio Corachán que "las monjitas" le hayan denunciado por hablar de estas cosas. Esperamos por tanto que nos denuncien a nosotros también porque sería un honor para Noticias Today un un servidor llevar todo lo que sabemos de esta presunta banda criminal organizada a la Justicia. Llevamos años investigando, miles de horas tratando este tema, y es para que algunos terminen donde merecen. Quizás será la única forma de no perder la esperanza de que todo aquello que donaron los Cortés Roig al pueblo de Benidorm retorne algún día, de una forma u otra, pero retorne a un pueblo que no debería perdonar estas cosas a sus autores, empezando hoy por el actual alcalde Toni Pérez y retrocediendo uno a uno en todos sus predecesores, llegando hasta la mismísima Generalitat que, siendo la responsable de las Fundaciones en la Comunidad Valenciana, se lava las manos, o al menos su interés es el mismo que tienen los políticos locales. Y por supuesto, sin olvidar a "las monjitas" y la Iglesia, cómplices de toda esta trama difícilmente perdonable. Y si la han hecho, que la paguen. No hay otra.

¿No dice nuestro Código Penal que cualquier español que conozca un presunto delito o tenga sospecha de ello, ha de ponerlo en manos de la Justicia y hacerlo público, salvo riesgo de ser declarado cómplice si no lo hace?. Pues venga, manos a la obra entre todos, que la unión hace la fuerza.

Lunes 14 de enero de 2019