Benidorm - Editorial
Benidorm debe espabilar con urgencia y rescatar el turismo perdido
Por Pepe Martín el dia 07-12-2017 a las 8:48
La fusión del mar, la arquitectura tradicional y todo lo autóctono han sido perfectas para la aparición del turismo de calidad en las Canarias. Foto:
La fusión del mar, la arquitectura tradicional y todo lo autóctono han sido perfectas para la aparición del turismo de calidad en las Canarias. Foto:
Siempre hemos dicho en estas líneas que Benidorm no puede seguir en manos de irresponsables. Una ciudad que vive exclusivamente del turismo no puede estar gestionada por personas incapaces de reaccionar ante la pérdida de los mejores mercados que nos visitaban, y andemos a estas alturas conformándonos si subimos un puntito o bajamos dos en la ocupación hotelera asociada, o si vienen tres vallisoletanos en lugar de uno, o llega a El Altet uno de Birmingham y dos de Cardiff, o han preferido marcharse a Palma de Mallorca. Sinceramente para ver el camino hacia el abismo al que vamos en materia turística, basta con darse una vuelta por otros destinos que son competencia directa nuestra y ver cómo y de qué manera están haciendo las cosas para triunfar y generar riqueza a toda su población.

¿Cuántas veces nos hemos preguntado dónde está aquel turismo alemán, holandés, belga, suizo y francés de calidad que nos visitaba?. Pues buena parte de aquella fortuna que aterrizaba en nuestra tierra está copando los apartamentos, hoteles, chalets, bungalows y zonas de ocio y playa de las Islas Canarias. Es espectacular ver cómo cuidan el turismo en aquella tierra, cómo la sonrisa de sus gentes es generosa desde los taxistas hasta la señora que vende el pan en el supermercado, y por supuesto, están dando pasos de gigante en unas infraestructuras que aquí siguen siendo las mismas de la época franquista.

Pasear por los pueblos canarios te lleva a observar el buen trato que dan a su herencia medioambiental, a su arquitectura tradicional, a su gastronomía, dando paso de la forma más moderna a lugares donde los turistas disfrutan y se divierten en el más absoluto de los respetos, hasta el punto de apenas verse presencia de policías de ningún tipo en sus calles porque no hace falta. La limpieza impera sobre la suciedad que aquí nos angustia a todos.....Y el problema del tráfico no lo es porque los impuestos de sus contribuyentes ha dado paso a zonas para poder estacionar fácilmente. Sus autopistas, que crecen y crecen, tampoco son de pago como aquí. Y los precios son precios atractivos para los turistas nacionales e internacionales. Por eso están en estos tiempos con el cartel de "completo" tanto en temporada baja como en la alta. Han sabido captar a aquel turismo de larga temporada que nos llegaba a Benidorm y estaba todo el invierno junto a nosotros dejando dinero a espuertas, aquel turismo que hizo grande a la ciudad.

Estamos a tiempo pero el reloj juega en contra de nosotros, de todos. No valen notas de prensa de patronales y ayuntamientos alardeando de llenos y ocupaciones ficticias. O reconocemos que estamos perdiendo el partido y la batalla, o cuando queramos darnos cuenta, será demasiado tarde. Pedimos a los responsables que viajen, que dejen de presumir de pueblerinos, y vean, comparen......y si ven algo que les guste, que lo copien.

Feliz jueves!!